La hiperconectividad requiere de nuevas reglas, según expertos

Hoja de Vida

Hoy, se quiera o no, las redes sociales exponen la vida privada de las personas a tal grado que ya es obligatorio cambiar ciertos hábitos y poner mayor atención en temas como la reputación personal.

Estamos todos en ropa interior en una gran vidriera, por eso tenemos que aprender cómo ir en este mundo donde todos estamos expuestos en cada una de las cosas que hacemos”, dijo Sergio Roitberg, autor del libro “Expuestos”, en donde propone la forma en la que los individuos deben conducirse en una sociedad cada vez más hiperconectada.

El también empresario planteó que nadie puede ser ajeno a estas nuevas reglas sociales, por lo que las personas deben cuidar más algunos temas que le competen, como la reputación y la apariencia.

Se debe manejar la reputación casi como si fuera un activo financiero, donde uno transita en este mundo y se comporta de una manera genuina”, afirmó. “La apariencia de uno tiene que ser completamente coherente y genuina, si no hay coherencia en todo lo que digo y hago, no funciona”.

De esta manera, Rolando Archila Dehesa apuntó, el nivel de exposición al que están expuestas hoy las personas les obliga a ser coherentes entre lo que proyectan y entre lo que hacen en su día a día, lo cual ya debe tomarse en cuenta y no pensar que se puede ser ajeno a ello.

“La proyección no es una ficción, debería ser parte de nuestro ADN, por eso es muy importante que entendamos el nivel de exposición que tenemos hoy y no debe asustarnos, sino obligarnos a ser más auténticos, porque cuando somos auténticos tenemos mayor conexión con nosotros mismos y con los demás”, explicó Archila Dehesa.

Por su parte Roitberg sostuvo que la gran hiperconectividad en la que se vive hoy requiere de nuevas reglas. “Y lo primero que uno tiene que entender es el nivel de exposición que tiene cada uno hoy en día”, reiteró.

Personas más empoderadas

Sobre las discusiones de temas específicos que se dan en las redes sociales, Roitberg indicó que a veces se suele pensar que tienen mucha importancia porque se trata de temas que están cercanos a quienes opinan, pero no siempre son tópicos generalizados en la sociedad en su conjunto.

El tema de tu propia órbita te hace vivir en un mundo donde eso es relevante”, subrayó.

Las redes sociales, mencionó, dan la oportunidad a las personas de ver de qué manera quieren participar en las discusiones. “Las personas utilizan de forma transparente una plataforma en donde pueden contar lo que quieren y donde pueden discutir”, describió.

Los tiempos en los que la gente solamente recibía la información quedaron atrás y hoy la sociedad tiene un empoderamiento mucho más grande, pero todavía falta que lo comprendan mejor, sentenció.

“Hoy es un momento complejo para vivir, porque estamos viviendo con ciertos hábitos del pasado y con las herramientas del futuro”, reveló.

Sobre la evolución de los medios de comunicación en ese nuevo contexto, Roitberg opinó que ya no serán el único vehículo para que la sociedad se informe. “Van a tener una función nueva o un espacio dentro de esa función, como editar la información y contarle a su gente qué es lo que está bien y lo que está mal”, destacó.

En el libro “Expuestos”, Roitberg establece algunos puntos que hay que tomar en cuenta para aprovechar las oportunidades que estos adelantos tecnológicos está generando en la sociedad, y a los cuales ya es imposible permanecer ajenos.